De Feminismo y Otras Fobias

DSC02025
Desde que tengo uso de razón me he considerado feminista. No sé si en otra vida fui mujer maltratada o si el contexto cultural en el que crecí me obligó a ponerme esa bandera. Mi familia, como tantas familias sonorenses, es de esas en las que todavía las mujeres sirven la comida y los hombres esperan que los atiendan como reyes; donde un hombre borracho no es cosa del otro mundo, pero una mujer con un bote de cerveza en la mano “se ve fatal”.  De temas de sexualidad y pareja, hablamos luego.

El hombre es de la calle y la mujer es de la casa

He escuchado esa frase “n” cantidad de veces de boca de algunas tías y de las primas mayores. ¿Qué significa exactamente? Que me resigne. Que los hombres por naturaleza son unos cerdos, incapaces de controlar sus instintos; que las borracheras, el sexo y la “perdición” son derecho exclusivo del género masculino porque así son las cosas. En cambio nosotras debemos comportarnos como damas del siglo pasado;  cocinar rico, porque una mujer que no sabe atender una casa, no sirve. A nadie le importa tu doctorado en astrofísica, mi reina. Al final naciste para ser madre, es tu naturaleza, y para eso necesitas un hombre.

A LA MIERDA CON TODA ESA BASURA. Soy la mayor de tres hermanas. En casa todas teníamos que levantar el plato de la mesa, mi papá no tenía problema en desocupar el lavatrastes o planchar su ropa y cuando llegaban los príncipes de mis primos a comer, mi santa madre con toda tranquilidad les pedía (y les sigue pidiendo) que recojan su plato. En una familia de cuatro mujeres no hay mucho lugar para el machismo, así que puedo decir que de alguna manera, crecí en un oasis en medio del desierto y  desde mi trinchera me dediqué a observar esas dinámicas injustas; algunas veces protesté y me enredé en discusiones sin fin con distintos familiares, otras veces el silencio ha parecido una mejor decisión. La realidad es que varios parientes me han dicho en la cara”feminista” a manera de ofensa, a menudo advirtiéndome que con “esas ideas” nunca voy a encontrar marido. Pero, ¿por qué existe tanto rechazo a este término?

Para mí, ser feminista nunca ha representado superioridad ni mucho menos rechazo a la figura masculina. Mi padre es una de las personas más importantes en mi vida y en él vi a un esposo amoroso, que me educó bajo la premisa de que esforzándome lo suficiente podría obtener lo que quisiera por mis propios medios.  Mi objetivo en la vida, desde pequeña fue estudiar una carrera que me apasionara, en la que pudiera ser exitosa e independiente. ¿Casarme? Algún día, si se me antoja. Pero por amor y convicción,  no como un medio de supervivencia. Con todo y esto, admito que me ha costado varias sesiones de terapia y mucha, mucha reflexión el liberarme del sistema de creencias del que crecí rodeada. Creencias limitantes sobre mi cuerpo, mis expectativas,  mi femineidad; pero de objetivación y tabúes hablaremos en otro post.

Sin embargo, ¿qué hay de los hombres? Esos seres muchas veces estereotipados, cargados de expectativas titánicas, abrumados por la necesidad de reafirmar su virilidad en un mundo cerrado a la diversidad sexual, en el que el comunicar los sentimientos es sinónimo de debilidad. En sociedades desiguales,  los hombres cargan un pesado lastre que los obliga a sepultar sus emociones en nombre de la fuerza, el poder y demás elementos de “lo masculino”, y perdón, señores, pero crecer condicionados y obligados a perpetrar este tipo de patrones de vida tampoco es libertad. Todos tenemos un conocido que quería estudiar artes o música, cuyo padre se negó a apoyarlo porque con esa carrera no iba a poder mantener una familia. Y yo me pregunto: ¿es obligación formar una familia? Y en todo caso, ¿Es el modelo tradicional de familia, en el que el hombre es el sostén económico y la mujer se encarga de los hijos, la única opción?   Estoy convencida de que como seres humanos, deberíamos tener la capacidad para tomar nuestras propias decisiones y elegir la vida que queremos vivir, más allá de los patrones preestablecidos.  Y si abrimos los ojos, nos daremos cuenta que tanto a mujeres como a hombres, nos impactan los roles de género promovidos por nuestra sociedad.

El feminismo, que en realidad es una teoría filosófica de igualdad y no el equivalente al machismo, es un tema que me apasiona porque como mujer me concierne. Tanto el temor como el rechazo al feminismo son generalmente  motivados por la desinformación. Las dinámicas de género, los juegos de poder que se dan día a día en nuestra sociedad, afectan directamente nuestras vidas y nuestras decisiones. En esta sección comparto mis experiencias como mujer y como mexicana, con el único objetivo de hacer conciencia y entender que el feminismo no es otra cosa que la lucha histórica de mujeres y hombres por la EQUIDAD de género. Porque al final, a todos, hombres y mujeres, nos conviene un mundo más igualitario.

Gracias por leer.

Anuncios

11 pensamientos en “De Feminismo y Otras Fobias

  1. Me parece acertado Dámaris, en realidad me enferma cada comentario tan estupido, por personas familiares a los cuales amamos, te diré uno para que te rias, – Qué bárbaro, la cochera llena de hojas, hasta parece que no hay mujer en ésta casa. (me lo dijo mi mamá ), pero aprendí y acepté que su educación asi fué. No pretendo que cambien su parecer, aunque deberían, sólo quisiera que respetaran que no comparto esa ideología.
    Y te lo digo con sinceridad, que me siento como una triunfadora porque mi esposo no era ni es, exactamente un hombre feminista, pero le he hecho ver que se necesita trabajo en equipo para que todo salga bien, y que ambas partes son importantisimas, compartimos todos los deberes y responsabilidad, bromeando le digo que somos como roomies, y no esposos, porque nos repartimos cuentas y quehaceres, que cocinarle es opcional para mi y no obligatorio; a nosotros nos funciona muy bien.
    Intenté quedarme en casa y practicar lo que las mamás de antes, y no se como le hacían. Es el suicidio.
    Me encanta que a ti tambien te dé coraje y ojalá todas fueramos así, no pudiste haberlo dicho mejor, con tu frase:
    por amor y convicción, no como un medio de supervivencia. La amé jaja
    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    • Brisa! Gracias por leerme y comentar! Creo que hay barreras generacionales difíciles de manejar, en cuanto a temas de género. Más que discutir con personas cuya ideología está marcada por circunstancias sociohistóricas, conviene, justo como comentas, establecer el diálogo y compartir con tu esposo tus vivencias como mujer dentro de una sociedad patriarcal. Sabemos perfectamente que existen dinámicas de género injustas; que la costumbre las haga parecer normales no significa que sean sanas o correctas. Y sabes perfecto que no se trata de competir con nuestras parejas, es simplemente la búsqueda de la libertad y la equidad en nuestros entornos más íntimos, lo que nos acerca a la tan persegida justicia social. Te mando un abrazo grande!

      Me gusta

  2. Esta tarde comí en tu casa Dámaris, y tu mama me presta su celular y me pide que lea lo que has escrito. Déjame decirte que me he encontrado con una lectura tan buena, tan llena de verdad, que pone en duda si el discurso #HeForShe de Emma Watson es tan certero, o si es capaz de lograr llamar la atención de alguien, como lo hizo este conmigo, y no lo digo ni por barbero ni por que te conozca, la neta no! Si no porque como hombre, logre captar toda la esencia del contenido. Se siente muy chingon saber que alguien que conoces desde chamaco es capaz de irradiar tanta sabiduría en un lenguaje tan coloquial. Te deseo todo el éxito del mundo!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Tadeo!!!! Gracias por leerme!! Mira que Graciela está haciendo buena labor de promoción 😀 No sé si mi post irradie sabiduría, te agradezco mucho el cumplidazo, pero más allá que preguntarnos si la postura establecida es la correcta, el objetivo de esta entrada es inspirar el cuestionamiento. Es sólo una introducción de un tema inagotable, que es la equidad de género. No te puedo garantizar que lo que yo creo es verdad absoluta, pero sólo una cosa puedo compartirte con toda certeza: hay que cuestionar nuestras creencias, nuestras costumbres, nuestras ideologías. Nunca parar de cuestionarnos hasta construir una realidad auténtica de nosotros mismos. Para después, volver a cuestionarla. Abrazo gigante!!!!

      Me gusta

      • ¡Excelente entrada!
        Como un trabajador del sector financiero, creo que ha habido un importante cambio de roles a base de demostrar consistentemente que las mujeres tienen las mismas aptitudes para tomar las riendas de una empresa que desde épocas remotas era la profesión del macho alfa.
        Lejos de que el estudio sea una manera de emanciparnos en ambos sexos, creo que falta mucho el cambio de chip, de toda la “basura” que hemos escuchado acerca de lo que tiene que hacer el hombre y la mujer en un hogar y cuestionar el “statu quo”.
        Felicidades, Damaris (con acento) :p

        Le gusta a 1 persona

      • Luis!! Gracias por leerme!! Es justo lo que pienso. La sociedad e incluso los sistemas están avanzando hacia la equidad de manera natural, en ámbitos como el económico y el político, sin embargo en lo ideológico nos falta mucha reflexión, mucho cuestionamiento. Pero creo que podemos asumir que estamos despertando. Te mando un abrazo grande!!

        Me gusta

  3. Pingback: Un Mundo sin Machismo. 6 Cosas que Cambiarían | Es Con Acento

  4. Damaris, no había tenido la oportunidad de leer tu blog. Muy interesante, felicidades. Estoy de acuerdo con la mayoría de tus ideas, sin embargo creo todos debemos tener especial cuidado al proclamar el feminismo pues existen demasiados matices; feminismo radical, feminismo filosófico, feminismo separatista. Incluso cada ola del feminismo tiene una distinta concepción de la mujer y de su relación con el hombre. Muchas de esta teorías exigen total igualdad entre hombres y mujeres, negando la femeneidad de la mujer y por lo tanto ironicamente caen de nuevo en el machismo. Como la historia nos enseña en casi todas las corrientes, la humanidad en su desesperación por remediar malas teorias y corrientes busca una respuesta en el extremo opuesto, cuando desde mi punto de vista, la solución esta siempre en el equilibrio entre las dos posturas. En derecho, una persona sólo puede pedir trato igualitario cuando se encuentra en una situación idéntica al otro. Creo que en el caso del hombre y la mujer debe existir igualdad en lo que somos identicos: dignidad, libertad, humanidad, etc. Sin embargo hay cuestiones que objetivamente, nos distinguen (femeneidad, masculinidad). Felicidades otra vez!

    Me gusta

  5. Hola, me parece muy interesante y acertada la información, la educación acerca de la igualdad de género debe ser natural y un estilo de vida en el que las mismas mujeres no sean machistas.
    Por cierto ya leí varios de tus artículos y me agrego a tu lista de fans.
    Saludos.

    Me gusta

    • David, primero que nada, gracias por leerme y dejar tu comentario. Desgraciadamente el tema del género es complejo porque ha existido desde siempre, y nos cuesta trabajo identificar las dinámicas sexistas que a lo largo de los años han sido parte de la normalidad. El primer paso es hacernos conscientes. Te mando un abrazo!

      Me gusta

  6. Visto así, el feminismo hace todo el bien del mundo. Visto (y ejercido) como una practica paranoica donde cualquier cosa que diga uno como hombre y que no agrade a una mujer y donde todo es machismo, es un daño grave a la convivencia social. Porque, he conocido mujeres, foros y hasta grupos enteros que, de invitarles a tomar un café, te responderían (y algunas lo admiten, orgullosas) que ¿quién te crees tú para disponer de su tiempo? ¿Sólo por ser hombre? Y te gritan que pues no, que ellas sí creen en la equidad. Y uno como hombre – y muchas mujeres, supongo – es quedarse con el ojo cuadrado y no saber qué decir por miedo a que cualquier cosa se tergiverse a su favor y en contra de uno.
    Me da gusto leer una apreciación realista y consciente del feminismo, para variar. Que hay muchos feminismos, sí, pero unos son mucho más voraces que otros, y no temen serlo (aunque muchos no lo admiten, claro).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s