De Cuando a una Amiga le Salen Alas

cherry-blossom-1260624_1920

En la medida en la que creces te vas haciendo consciente de realidades complejas y muy difíciles de asimilar y que, por más que pasa el tiempo siguen siendo incomprensibles. Hoy hace ocho años me tocó enfrentarme a una de ellas, la muerte repentina e injusta de mi papá. Gracias al amor que recibí de él y de toda la gente que me apoyó en ese proceso, fui capaz de perdonar y agradecer los 18 años que lo tuve a mi lado, atesorar su recuerdo y todo lo que me enseñó. Hoy, ocho años después de aquel día, me toca enfrentar de nuevo a esa realidad cruel de la impermanencia, de la fragilidad de la vida, con la pérdida de una muy querida amiga, un hermoso ser humano con el futuro por delante, una de esas personas a las que la sola idea de perderlas suena absurda porque son jóvenes, son buenas, tienen ganas de vivir, hacen al mundo más bonito,  la vida más vivible.

En un mundo lleno de guerra, de tragedia y de injusticia, sé que no soy la única que se pregunta por qué alguien así tendría que irse. Me lo pregunté hace ocho años y me lo vuelvo a preguntar hoy. Tengo la voz de Rosa grabada en mi cabeza. Su imagen amable, cálida y hermosa. Pensar en ella es pensar en positivo porque no se puede de otra manera. Perderla simplemente no hace sentido.

La conocí cuando ambas teníamos 14 años y bastó muy poco tiempo para darme cuenta de que su sensibilidad, su madurez,  su inteligencia no correspondían a la de una adolescente, sino a alguien que había vivido situaciones difíciles de las que había sacado una fe enorme y una fortaleza tremenda. La admiré entonces y la admiraré siempre. Hoy quiero quedarme con las risas de la secundaria, las pláticas interminables de amores mal escogidos, los dramas que inventábamos para no aburrirnos en un tiempo en el que no había verdaderos motivos para sufrir.

Hoy le pido a Dios entendimiento  y claridad para aquello que simplemente no entra en mi cabeza. Quiero pedirle paz y fortaleza para todos sus seres queridos, especialmente para su madre, una mujer tan admirable como mi amiga.

A Rosa la vamos a extrañar un mundo de gente pero no la vamos a perder nunca. Porque seres así de grandes, de llenos de amor y luz nos transforman, y dejan algo de ellos en nuestras vidas.

10314742_10153046234155931_2749862495509714299_n

Anuncios

9 pensamientos en “De Cuando a una Amiga le Salen Alas

  1. Y mas q perfecta su foto de perfil con esoz brazos tan abierto como expresando esa libertad con la que ahora su espiritu volo. Por siempre en nuestros corazones bellisima persona

    Me gusta

  2. Yo aunque no la conocia, ella solo fue compañera de generacion. Me duele su perdida y me uno en su dolor. No puedo creerlo.
    Fortaleza a todos aquellos que estuvieron a su lado.

    Me gusta

  3. No la conocí de echo no se quien es pero el sólo verla en esa foto de perfil con sus brazos abiertos parese ser una chica muy alegre y digo ser porque donde quiera que ella se encuentre seguirá siendo y existiendo un abrazo grande para su mami y su familia Dios les de fortaleza

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s